Proszę czekać, ładuję stronę...

En la cría actual del alano lo importante es obtener perros que :

-sean típicos

-tengan la expresión característica de la raza

-posean el movimiento correcto

-conserven el instinto de presa y de caza

Los perros que fueron recuperados y sirvieron como base para la reconstrucción de la raza, eran descendientes y herederos de los alanos que antaño trabajaban en el campo español. De los pocos ejemplares disponibles, se elegían los perros más típicos, con la expresión típica y el instinto de presa. El trabajo en el campo determinaba la selección según su carácter, no según su belleza. Sin embargo una raza no se define solo por su carácter sino también por su aspecto físico. Por eso, conseguir un estructura típica, correcta y uniforme, fue el propósito de la cría planificada. Eliminar de la raza los rasgos del perro pastor vasco y del bóxer fue y sigue siendo una tarea difícil. Los cruces con estas razas se delatan por el pelo largo, los ojos redondos, el prognatismo demasiado pronunciado y las proporciones incorrectas entre las diferentes partes del cuerpo así como entre el hocico y la cabeza.

A las más importantes líneas de sangre presentes en las actuales, debemos la expresión y el carácter típico, que se han fijado, conservado y transmitido hasta hoy. Estas líneas clave, iniciadas por los perros como Limón, Nabarro, Chato, Bilco, Carpintero, Alajú Godo, Taranto de los Cuadrejones o Curro de Tameran, originaron los ejemplares pilares de los planteles de cría actual, asegurando el carácter que hace referencia a los legendarios perros del pasado y la expresión que hace del alano un moloso único, inconfundible con ninguna otra raza europea.

En su etapa actual, la cría del alano se centra en mantener un perro de presa resistente, con un excelente instinto de caza y la expresión típica de los perros rústicos conocidos hace decenas de años, pero con la anatomía unificada. Hoy en día, la mayoría de los alanos trabaja y solo 1% de ellos se cría en función de los éxitos en el ring. Como ya hemos dicho, estos perros se crían principalmente por sus valores funcionales y por las aptitudes de sus antepasados que se hicieron famosos trabajando en el campo.

La separación entre el alano de tipo pesado y el de tipo más ligero, de patas largas, es un problema distinto. Por desgracia, en la primera etapa de la reconstrucción de la raza los pesados perros de toro fueron cruzados con los alanos de patas largas, generalmente más ligeros.